Sala de Prensa

Retos del sector de la energía en el futuro
29/07/2021

Retos del sector de la energía en el futuro

La transición energética hacia una sociedad descarbonizada que contrarreste los efectos del cambio climático no es una moda, sino una necesidad. Por fin las autoridades políticas en la mayoría de países en el mundo se han puesto manos a la obra y han establecido directrices que apoyen esta transición. Particularmente en Europa, la estrategia marcada en “El Pacto Verde” va a destinar una buena parte de las inversiones del plan de recuperación “Next Generation EU” para financiarlo.

El otro dato para resolver la ecuación es el desarrollo tecnológico. En este sentido se está produciendo un esfuerzo innegable desde hace años en la obtención de soluciones cada vez más competitivas en la tecnología relacionada con las energías renovables y la electrificación. Así se ha llegado a poder ofrecer al mercado soluciones de generación renovable más competitivas para una misma potencia instalada que las que ofrecen las instalaciones de generación convencionales y se está consiguiendo una penetración de la energía eléctrica en el consumo como nunca antes se había conseguido: movilidad eléctrica, calor y frío industrial, almacenamiento, etc.

El ritmo de despliegue de la infraestructura eléctrica necesaria para alojar a los nuevos activos de generación, las interconexiones eléctricas, los nuevos consumidores de energía eléctrica, el auto consumo, etc, son clave para propiciar las inversiones en desarrollo tecnológico en la cadena de suministro de la industria energética. Y este fenómeno debe tener en cuenta la realidad específica de la generación eléctrica en función de las condiciones naturales. Así en diferentes lugares geográficos serán más propicias las condiciones para la implantación de nuevas plantas de generación: eólica, solar fotovoltaica, hidroeléctrica, de biomasa o de biocombustibles.

La tecnología de conversión de energía se debe desarrollar para poder ofrecer las mejores soluciones posibles en cada caso. En ese sentido se está trabajando en las plataformas de electrónica de potencia y generadores eléctricos para encontrar las combinaciones óptimas que permitan obtener los mejores rendimientos a las fuentes de energía disponibles: el sol, el viento, el agua, la biomasa.

Al otro lado de la línea de transmisión eléctrica, están los consumidores eléctricos, y ahí está el otro desafío energético: conseguir el consumo más eficiente posible de la energía disponible. Una vez más entran en juego los sistemas de conversión de energía para ser aplicados de manera inteligente en las necesidades de consumo energético del presente y del futuro: movilidad eléctrica terrestre (por carretera y ferrocarril), propulsiones eléctricas navales para todo tipo de buques, y en un futuro no tan lejano para aplicarlas en el transporte aéreo.

Recientemente está cobrando fuerza el hidrógeno como vector de aplicación energética por desarrollar en el futuro más próximo.

Los retos que presenta la energía para el ser humano son muchos, pero gracias a la tecnología de conversión de potencia seremos capaces de afrontarlos para asegurar la sostenibilidad. Siempre bajo el prisma de las energías renovables.

Como venimos diciendo desde hace algunos años en Ingeteam, “el futuro será renovable o no será”.

Nuestro reto es poner la tecnología eléctrica y electrónica en servicio de la evolución que requieren las nuevas soluciones de aprovechamiento de los recursos renovables de modo que se pueda canalizar todo ese recurso natural casi infinito hacia consumos finales de energía eléctrica, consumos limpios.

Adolfo Rebollo
CEO Ingeteam


Compartir:

We use cookies to optimise site functionality and give you the best possible experience.